jueves, 27 de septiembre de 2012

Encontré el motivo de la crisis.



Mucho se ha expeculado sobre los motivos que han causado la crisis que actualmente padecemos. Analistas económicos , políticos, sociólogos,  periodistas que se creen analistas, ciudadanos anónimos y señoras y señores de buen ver y las de no tanto,en definitiva todos, escudriñamos en un sinfín de datos para, se supone, analizar por que pasó, como remediarlo y como sería posible el que no vuelva a ocurrir.
El como darle solución está harto dificil y dudo mucho que de esta aprendamos algo porque si no será el ladrillo será otro el motivo que lleve a los españoles a crear otra burbuja descomunal con tal de obtener algún beneficio a la corta en vez de a la larga. Quizá porque en la secuencia del ADN latino tengamos como al primero de la fila el gen del pillatigre o cazafelino como a mi me gusta denominarlo.
Pero lo que si que tenemos son amplisimas pruebas de la inmensa estupidez que nos ha llevado a la situación actual.

Que se quisiera construir (que se ha construido) un hotel a orillas de una playa, estando prohibido tiene un poquito, solo un poquito de pase.


Que se construye un aeropuerto en el que solo  circulan las aeronaves compradas en las tiendas de los chinos por 10 € y que nuestros niños estrellan en el suelo en lo que tarda en derretirse un helado, digamos que tambien tiene algo de pase.






Pero que un idiota arquitecto diseñe una edificación incluida la urbanización de los terrenos aledaños, que un idiota funcionario del ayuntamiento en cuestión, es decir, Ayuntamiento motrileño, le de el visto bueno, que un idiota aparejador o jefe de obra (que me perdonen los idiotas que me haya saltado en la escala de mando) sean los que ordenen al pobre currito que cobraba por aquel entonces mas que un ministro, pintar, no uno sino dos pasos de cebra que llevan de un lado de la calle hasta el mismísimo borde de una rambla mal oliente manda cojones.


Y es por esta sencilla razón que en España el motivo principal, el mas abundante y el de mas peso que nos ha llevado hasta la ruina actual es la estupidez propia de quienes levantaron este pais haciendolo crecer hasta cotas sospechosamente insospechables, nos pusimos a caminar creyendonos ciudadanos europeizadamente civilizados cruzando como Dios manda por los pasos de cebra para poco despues ir a caer a la puñetera rambla de la miseria llena de aguas fecales procedentes de las cagadas de esta sociedad por que en este pais nos llenamos los bolsillos al mismo ritmo que las arcas de la inteligencia quedaban vacías.



1 comentario:

David R.Jiménez-Muriel dijo...

No me lo puedo creer... Porque lo pones tú, que si no. De todas formas habrá quienes te escriban diciendo que si el arquitecto por aquí, el de la obra por allá, el peón caminero "nosequé" y el ingeniero náutico "nosecuánto"... Porque en efecto, es el Ayuntamiento el que recepciona las obras y ah de velar porque el equipamiento de servicios que se asocia a toda obra y suelo residencial (y verde, de servicios, TODO) esté acorde a la legalidad.

En Motril la clase política nunca ha sido como para esculpir bronces monumentales que perpetúen la memoria de los próceres locales, pero lo que nos traes hoy merecería una depuración de responsabilidades. No desde el punto de vista legal, administrativo... no, no, para enterarnos quién ha sido el lumbreras que le ha dado luz verde al doble paso de peatones que se estrellan en una acequia y contratar una comparsa de títeres que se pegue mes y medio siguiéndolo mientras le corea:

TOOOONTO, TOOOOOONTO, TOOOOONTO...

Y es que, como decía mi abuela que en Gloria esté, "para ver, estar vivos".