domingo, 17 de enero de 2010

Nos vamos a FITUR



Mañana saldrá el sol por el este y eso es tan cierto como que este nuestro Ayuntamiento estará en FITUR. Para el que no lo sepa FITUR es una feria de muestras sobre turismo en las que unos van a vender sus maravillas turísticas y otros van a comprarlas. Y como cuando hay una gran concentración de comercios que venden, de estos lo hay de todas clases. Están los que tienen mucho caché como pueda ser La Costa del Sol y también están los tipo "tienda de los veinte duros", últimamente llamadas "tienda de los chinos". Pues bien, Motril, más que nos pese, pertenece a esta última clase. Para vender llevamos lo siguiente: Un cartelito de nuestra Semana Santa, una guía de tapas y la nueva guía de turismo.

A cambio nos traeremos una milonga, que para colmo es la misma de todos los años. Esta milonga consiste en decirnos que contactarán con promotores turísticos para construir hoteles. Y esta milonga la llevo escuchando desde que tengo uso de razón. Esta se la pasan de alcalde a alcalde legislatura tras legislatura y está grapada al bastón de mando del alcalde cediéndosela unos a otros supongo que con un guiño socarrón.

Dicho esto me imagino que en la Guía de Turismo irá como mínimo una imagen de nuestra Iglesia Mayor de la Encarnación aunque solo espero que sea de la parte que da a la Plaza de España porque como haya fotos de la parte de atrás a los turoperadores le van a dar por pensar que hemos ido a tomarles el pelo.


Por cierto, se me olvidaba, junto al cartel de la Semana Santa, la guía de tapas y la nueva guía de turismo también llevarán una gran dosis de poca vergüenza. Estas imagenes que muestro están tomadas pocos días antes de publicar esta entrada y como vecino residente en la Calle Cardenal Belluga desde hace trece años soy testigo a diario de la desidia y abandono progresivo de la parte trasera de nuestra iglesia mayor. Ni por más dinero que nos hayan mandado para el Plan E ni por mas escritos que los vecinos de la zona le hayamos remitido al Ayuntamiento ni por vergüenza torera esto que ven ustedes no tiene visas de ser reparado o adecentado mínimamente por el consistorio motrileño.





A FITUR, si hay que ir se va, pero ir "pa na" es tontería.

1 comentario:

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Cinco siglos va a cumplir y a pesar del motrileño, que desde la anterior centuria, unas veces astillando y quemando su patrimonio, otras volando su arquitectura, o como hoy día, con el olvido, el ostracismo y el ninguneo, todavía no han conseguido echar abajo la edificación más antigua, más prestigiosa por su envergadura y traza y más solemne de la ciudad.

Gracias por esta entrada, Carlos. A veces los blogs son herramienta que destapa lo que no nos apetece ver y que denuncia lo que callan aquellos que tienen el poder.