jueves, 28 de enero de 2010

De necios va la historia.

La ventaja de que mi blog no sea muy popular, tampoco lo pretendo que conste, es que puedo decir lo que quiera sin miedo a la repercusión que mis palabras puedan tener. Quiero decir con esto que si, por ejemplo, insulto a un alto cargo político o al mismísimo Ramoncín de los cojones, pues no pasa nada, entre otros motivos porque es lo que se merecen.

Así pues, escudado en mi público y notorio anonimato, digo que el Consejero de Empleo de la Junta de Andalucía es un político auténtico, auténtico imbécil quiero decir. Digo lo de autentico porque no se puede ser mas a cuenta de sus palabras sobre el motivo por el que sube el paro. Aquí dejo el audio para no caer en la tentación de tergiversar las palabras del individuo este.



Cuando un individuo de este calibre hace estas declaraciones me reafirmo en mi idea de que cuando un partido se apoltrona tanto tiempo en el poder la percepción de este sobre la realidad cambia aunque creo que mas que cambiar simplemente desaparece. Y como en la madre naturaleza el incesto es perjudicial, aquí en Andalucía, donde el incesto político es de sobra conocido y admitido, producto de la endogamia también política, genera descendientes totalmente degenerados. La hemofilia mental de toda esta panda de chupópteros hace estragos en la sociedad andaluza. Y no se le ocurre al “tonto a las tres” del consejero decir que Andalucía tiene los deberes hechos. El tener los deberes hechos no implica que estén bien hechos. Para empezar si Andalucía tuviese los deberes, inmaculadamente hechos, usted, y sin mimetismo familiar, debería estar en el paro así como todos aquellos políticos que viven ya lejos de la realidad, concretamente de la cruda.

Malo es parecer necio pero peor es abrir la boca y confirmarlo.